• El color comunica algo nuestro

    Repomoda: Carolina AubeleEs diseñadora y especialista en asesoramiento de imagen y tendencias. Acaba de hacer un estudio sobre el color y las argentinas. Alcances y cómo influye en los estados de ánimo.

  • T: Carla Rodríguez / F: Gentileza Urban
Las primeras clientas de Carolina Aubele fueron las muñecas Barbie. Luego se tomó la moda en serio y se convirtió en una de las diseñadoras más reconocidas del mercado local. En los últimos años, además, ha editado libros de estilo e incursionado en el asesoramiento de imagen y tendencias. Por esta razón fue convocada por Dove, en el marco del lanzamiento del antitranspirante Dove Invisible Dry, para presentar un estudio que demuestra cómo las mujeres argentinas sienten, viven y se expresan a través de los colores. Así que éste es el tema. “El color comunica algo nuestro, tiene aspectos psicológicos importantes. Con el color podemos, incluso, definir tipos de personalidades”, comenta Aubele.
Una vez Agatha Ruiz de la Prada me dijo en una entrevista que la vida en colores es mucho más divertida que en blanco y negro.
¡Absolutamente! Y no solamente en el guardarropas, sino en todo lo que nos rodea. Todo tiene una superficie que refleja luz de un color e influye sobre nuestro estado de ánimo.
Sin embargo es innegable que vestirse de negro simplifica la vida.
Sí, pero también el negro emite un mensaje de sofisticación y de autoritarismo, muestra a una persona perfeccionista y algo intocable y recatado. A veces, de temer o cuyo juicio es intachable, como un juez o un árbitro de fútbol.
¿Se acabaron las reglas de los colores? Hoy se lleva negro con azul, algo impensado años atrás.
No hay mas reglas y muchas de estos supuestos “No combina” hoy son incluso grandes sellos de estilo. El rosa con marrón o rosa con naranja, por ejemplo, es muy Pucci.
El marsala fue definido por Pantone como el color del 2015: ¿Cómo lo definirías?
Es un color maravilloso, muy versátil pero para personas de paletas cálidas, no es muy sentador para todas las personas pero sí de una gran riqueza. Al combinarlo con otros colores crea una magia interesante.
¿Qué relación tenemos las argentinas con el color?
Se definen con la energía del color rojo, pasional, y el color de la acción. Para vestirse prefieren los azules, lo que nos muestra a una mujer no tan jugada a la hora de vestirse, más bien tranquila y no llamativa. Encuentra la libertad, asociándola con la calma en colores celestes, lavandas y verdes claros.
¿En qué colores vale la pena invertir?
Lo mejor es invertir en dos grupos de colores. Por un lado, los colores que nos quedan muy bien van a hacer que esas prendas duren más en nuestro guardarropas, Por otro lado, hay que apuntar a colores básicos que hacen que usemos más lo que ya tenemos.
¿Y cómo se lleva Carolina Aubele con los colores?
Soy muy sensible a todos los aspectos del color, a cómo me siento con los colores por su energía. Si estoy en un ambiente o me visto con colores que me producen rechazo, por ejemplo, no lo puedo soportar. Me distrae, me molesta, me desconcentra.


Carolina Aubele, estilo interior

Publicada el día: 20 abril, 2015
Esta diseñadora de moda y asesora de imagen es una referente en la Argentina –y más allá de las fronteras– de un concepto distinto en estilismo: buscar la identidad de cada mujer y potenciarla en la estética. Una misión que reúne lo superficial con lo esencial y que ella resume en un lema: “Embellecemos lo que amamos”.
- See more at: http://mujercountry.biz/2015/04/carolina-aubele-estilo-interior/#sthash.EjhE0T9v.dpuf




Armonía es la palabra. En el mundo de Carolina Aubele todo parece fluir hacia un eje, casi una columna vertebral, de donde nacen y se alimentan una decena de iniciativas, proyectos, ideas, tareas. Y crecen, en equilibrio. Armonía es lo que se ve en su maison de Palermo, en su imagen impecable aun sin producción, en su manera llana pero nada superflua de hablar, en su mirada acerca de la belleza que huye de los lugares comunes. Porque, dice esta mujer de 43 años, no hay mejor estilo que encontrar la esencia y vivir en coherencia con ella.

Lo dice, mate de por medio, detrás del escritorio blanco de su oficina. Es una de las primeras mañanas frías del otoño y en la casona que hace las veces de atelier, escuela, taller y empresa, no hay nadie más; aunque se puede ver el rastro de un lugar lleno de vida, creatividad y energía femenina. “Sí, Maison Aubele es un espacio sobre todo de mujeres”, confirma.


Maison Aubele nació como tal en 2008, pero cada parte fue creciendo en Carolina desde que era una nena de 7 años y ya, con el ritmo y los límites de la edad, diseñaba ropa y creaba estilo. “Toda esta cosa mía con lo estético y con la moda fue algo que me salió muy natural desde siempre. Tanto que de chica no creía que iba a dedicarme a esto. Porque eso ya lo tenía incorporado y entonces, como me salí muy fácil, cuando pensaba qué iba a hacer imaginaba que iba a ser artista plástica. Así que hice lo posible para no ser diseñadora. Necesitaba ir un poco más allá”, cuenta. Un curso de diseño antes de terminar el secundario y luego una beca para formarse en Dinamarca en un centro de cueros y pieles, seguida por otros concursos y estudios en Europa, fueron zanjando un camino que también atravesó la carrera de dirección cinematográfica y que luego la condujo al mundo del vestuario publicitario. Y así, un saber fue creciendo con el otro, y ella se salió del camino.


La esenciaSoy diseñadora. Pero mi approach siempre fue desde un lugar expresivo y creativo. Fue en el mundo de la publicidad, después de varios años de trabajar en eso, que me di cuenta de que mi trabajo era hacer que la gente se viera espectacular; más allá de quien fuera o qué hiciese. Porque de eso se trata la publicidad. Y descubrí que tenía una cantidad de conocimiento, de trucos, para eso. En un momento, eso me hizo dar un salto: yo ya diseñaba y empecé a preguntarme por el impacto de lo que estaba diseñando en la imagen de las personas. Qué era lo que alguien estaba contando de sí mismo a través de eso que usaba. Me interesó indagar y entonces me fui a Inglaterra a estudiar eso”. De regreso, creó su propia marca en Buenos Aires. Pero después de la crisis de 2001, decidió no dejarla morir y prefirió llevarla a los Estados Unidos: hacer una marca basada allá, meterla en ese mercado primero y luego venderla internacionalmente desde Nueva York. También lo hizo. Pero luego del colapso de Wall Street tenía que decidir: o se iba a vivir allá para sostenerla o se quedaba en la Argentina. Decidió quedarse en la Argentina y mantener la marca en un tamaño sostenible.

–¿Cómo nace esta evolución hacia el concepto de maison?–Es como una integración… Yo creo que todo lo que uno hace al final termina conectado. Sobre todo si lo hacés apasionadamente. En el momento puede que no lo veas así e, incluso, que no entiendas por qué te vas hacia determinado lugar. Pero después en un momento se produce como una síntesis y te das cuenta de que adentro tuyo todo eso está linkeado. Por eso, creo que siempre que uno de verdad tiene ganas de hacer algo, tiene que hacerlo. Porque eso va a terminar resultando en tu receta única y diferente a la de los demás. Yo estudié, como carrera universitaria, cine. Y mi mirada de la moda y de todo lo que la rodea, de todo lo que hago alrededor de eso, tiene que ver mucho con el cine; así como hay diseñadores que vienen de la  arquitectura y eso se ve en su trabajo.

Secretos del vestidorDicen que las crisis pueden ser una oportunidad (para quien sabe aprovecharlas, claro). Y ella supo hacerlo: en ese momento, en el que la marca estaba planchada, se puso a escribir un libro. “Siempre tuve una cosa como aparte de todo esto, una pata mediática digamos. Y desde que había vuelto de Londres, de formarme en asesoramiento de imagen, quería escribir. Tenía la idea de hacer un libro común, para mujeres comunes, reuniendo todo eso que había aprendido para compartirlo con cualquier mujer. Porque esto no es un tema de cuán grande sea el vestidor. A todas las mujeres les sirve”.
La primera edición de “Secretos del vestidor” se publicó en 2007 y fue el comienzo de la concreción del proyecto maison. Y hoy, con varias actualizaciones y reediciones, va por la quinta. Es más, ahora está agotado, a la espera de una nueva tirada.


–¿Cuál es la clave de este trabajo de asesorar a mujeres comunes en su imagen?–La clave desde la que yo lo encaré siempre es trabajar la estética de las personas desde el lugar de aceptar quiénes son. Y creo que no fue casual que todo eso, esa evolución de la mirada, haya surgido con cierta edad… Justo en ese período fui mamá (de Lorenzo, que hoy tiene 11 años). Y esas dos cosas, crecer y ser mamá sin duda contribuyeron a mi mirada de la estética. Creo que también tuvo que ver con mi edad: mi visión de la estética se relajó.

–¿Qué buscan las mujeres que se acercan a vos?–Son mujeres de 28 a 55 años en su mayoría, que vienen buscando vestirse mejor, pero que a partir de eso están buscando algo más profundo. Más allá de la edad, son mujeres independientes. En todos los sentidos. Son mujeres que no se conforman, que están buscando sentirse mejor consigo mismas, que están en una búsqueda personal. Yo creo que eso es no sólo ser independiente, sino rebelde: es querer ser uno mismo; y en eso, esta cultura todavía es súper machista. No lo digo desde un lugar feminista, pero creo que hay una necesidad de decir basta frente a tanto mandato de todo lo que no sos y tendrías que ser.

–Eso tiene mucho de psicología…–Es que veo que hay muchas mujeres victimizadas. O porque tuvieron un hijo, o porque son petisas… Como si la vida les sucediera. Y en realidad todos tomamos decisiones. Hasta si te dejaste estar porque tuviste un hijo, asumí que sos responsable de haber tomado esa decisión y dejá de flagelarte. Es así. Yo, lo que veo desde la imagen, que es a lo que yo me dedico, es que uno tiene que hacerse cargo de qué hizo con su vida, con el cuerpo y con la mente, cómo lo trato, cómo lo alimentó, cómo lo mimó. El resultado lo crea uno y entonces, así como provoco un resultado también puedo crear otro. Y te pase lo que te pase, podés elegir cómo sentirte. Veo a muchas mujeres que se excusan o se autojustifican. Por más terrible y dramática que sea la justificación y el origen, siempre es más fácil quedarse ahí. Pero también siempre hay algo mejor que uno puede hacer.

–Tu trabajo contiene un poco esa mezcla de moda y “autoayuda”.–A mí siempre me interesó mucho y estudié todo lo que tiene que ver con la vida espiritual. No de una religión en particular, pero si otras cosas como kabala o chamanismo. Y lo que existe detrás de todo eso son recetas muy geniales para la vida. No estudié psicología ni me voy a hacer la psicóloga, pero tengo muy buenos maestros y lo que saco como conclusión es que hay un camino para estar más liberado. No solamente meditación, sino integrar muchos mundos para generar una vida mejor. Yo medito hace muchos años, pero este aprendizaje de cómo tratar el cuerpo, no solo en lo estético, sino desde la alimentación, desde el conocimiento, desde lo espiritual, lo físico, lo voy tomando de distintas fuentes. Por ejemplo, a veces no tenés que seguir haciendo dieta, sino que tenés que ir a un psicólogo. Maison tiene que ver mucho más con bienestar que con imagen.

–¿Cómo se encuentra el estilo frente a la uniformidad que muestran las vidrieras?–Las tendencias son para inspirarse. La moda es moda cuando la ves en la calle. El diseñador propone y la sociedad hace la moda cuando usa su sueldo para comprarla y se la pone.  Es que el tema está en que no hace falta tener la última cartera o camisa del diseñador. Ya no. Para nada. Lo más feo para mí es la gente falsa, la que trata de ser lo que no es. La imagen tiene que ser sobre todo coherente con la vida que cada uno tiene, con quién es, con cuánto puede gastar.

–¿Se puede aprender esto?–Sí, se puede aprender a vivir mejor. Porque no se trata sólo de estética, sino que se trata de conocerse e interpretar la estética propia para potenciar la belleza sin seguir agregando tanto desde afuera. Es una idea mucho más sustentable, económicamente en lo personal y también para el medioambiente. Y en esto me interesa empezar a generar conciencia sobre la donación de la ropa: lo mejor que podemos hacer es regalarla a quien no tiene, no a una amiga, sino a quien la necesita.

Cuestión de color“El color suele ser el motivo por el que no se usan muchas prendas de las que tenemos en el guardarropas”, asegura Carolina, que desde hace un tiempo se ha interesado por la colorimetría y desarrolló una línea que se llama Color, con paletas personales. “Esto es nuevo y no existe bien hecho en Latinoamérica, así que tenemos cursos online porque hay mucha gente interesada de otros países”. Además, este año hizo una investigación y campaña con la marca Dove, Viví la vida a todo color, en la que indagaron acerca de cómo las argentinas viven los colores.
En la investigación de Dove:
• Las mujeres argentinas se identificaron con el color rojo, que es un color que tiene que ver con la voluntad de hacer, con el trabajo, con la fuerza. Es la energía del planeta Marte y habla de una mujer muy de salir al frente, de acción, que resuelve. Pero no lo eligieron para la ropa.
• Para vestirse, las argentinas eligen colores más conservadores, más tranquilos, más neutros: el más elegido fue el azul.
•  Luego, asociaron colores como el lavanda, el celeste y el verde claro con la sensación de libertad.
• Y, esto es lo más sorprendente, asociaron la alegría con el rosado, que es un color que tienen que ver con el amor, con la estabilidad emocional. “Es súper interesante y tomé cosas de esta encuesta para mi nuevo libro”, dice Carolina.


Consejos de oro1. Cada persona tiene que encontrar su eje, que es su identidad. Hay mujeres que no se súper cuidan, pero se las ve espléndidas, relajadas y felices sin necesitar la última cartera o unos zapatos altos.
2. No podés descuidar tu salud o tu alimentación para pagar un tapado. El estilo hoy en día tiene que ver con el expresarse, manifestar afuera tu onda.
3. Tenemos que reaprender a vestirnos como estamos reaprendiendo a comer. Escuchar el cuerpo y conocernos en nuestra unicidad.
4. Las tendencias están buenas para inspirarse, como las mujeres espléndidas, pero no sirve compararse con Angelina Jolie, porque ella vive de eso y hace sacrificios que ninguna de nosotras haría para estar así.
5. Hay que ser realista. Aprender a comprar mejor: veo guardarropas llenos de compras mal hechas y con más ropa que no se usa que la que se usa.
6. Hay que dejar de copiar estilos y buscar el propio, adentro de uno. Mirarse, estudiarse, ver qué nos queda bien. En un momento eso va a salir solo. El secreto es menos prendas y mucho más combinables.


Texto: Paula Bistagnino.
Fotos: gentileza Maison Aubele.

- See more at: http://mujercountry.biz/2015/04/carolina-aubele-estilo-interior/#sthash.EjhE0T9v.dpuf





Por Desire Jaimovich

SEGUN LA OCASION DIME DE QUE COLOR TE VISTES Y TE DIRE COMO ERES

¿Verde, marrón o rosa? El tono que elegimos habla por nosotras. Las argentinas dicen identificarse con el rojo, que transmite pasión, pero a la hora de elegir su atuendo, optan por el clásico azul. En esta nota, entrevistamos a Carolina Aubele, especialista en moda y asesora de imagen, que aconseja qué outifits usar para una cita, una entrevista de trabajo y para cambiar la energía.

¿Qué colores favorecen a las castañas, a las morochas y a las rubias? ¿Qué tonos deben evitar cada una de ellas?
En general, a las castañas y morochas las favorecen los colores con más fuerza e intensos y a las rubias les quedan bien los colores más claros y luminosos que acompañan su suavidad natural. A la hora de definir tonos específicos es importante hacer una prueba de colorimetría y así definir si la persona es de paleta fría o de paleta cálida. El tipo de colorimetría lo definen los tonos de ojos, cejas, piel y cabello. Con ellos son compatibles una paleta de colores. Los fríos son los derivados de los azules, los tonos plata, los violetas y verdes azulados; mientras que las paletas para personas cálidas se definen por tonos derivados de los amarillos, rojos, naranjas, verdes amarillentos; y si llevan azules o violetas es necesario que sean tonos vibrantes. Las paletas cálidas tienen que evitar los grises y los colores azulados muy oscuros porque tienden a hacer que la persona se vea mustia, con menos vitalidad. En el caso de las personas de paletas frías es importante que eviten los crema, amarillentos, los cálidos en general y los salmones y marrones anaranjados como tierra y teja.
¿Podrías compartir alguna regla general para aprender a combinar la ropa de manera adecuada? ¿Cuáles son los grandes "no"?
A la hora de combinar es importante definir cuáles son las piezas centrales, los diseños protagonistas y luego complementar con prendas que no sean tan ruidosas visualmente para que lo que sí llama la atención tenga su lugar central. Esto puede ser, por ejemplo, una chaqueta, un top, un pantalón o algún accesorio que sea muy importante.
Para renovar el guardarropas podemos comenzar a combinar las prendas de una manera fresca y renovada. A veces podemos innovar a partir de unir colores con ideas diferentes a como lo veníamos haciendo. Cuando combinamos, para comenzar, lo mejor es no usar más de tres colores, siempre se puede agregar blanco o negro.
En lo que respecta a los accesorios es importante que se coloquen para rellenar espacios vacíos y dar puntos de luz. Se debe evitar aplicar collares y piezas grandes sobre detalles de prendas.
Cuando combinamos texturas diferentes, siempre se debe tener en cuenta que los tamaños de los diseños (estampados o animal print) sean claramente diferentes en sus tamaños. Si son todas de la misma dimensión va a crear un efecto payasesco.

Para ver la nota online
http://entremujeres.clarin.com/moda/fashion-tips/colores-moda-tips-Carolina_Aubele_0_1351065244.html












Ya sea que tengas un trabajo de oficina, bien formal, o uno más descontracturado, siempre tenemos dudas respecto al dress code de cada profesión. ¿Qué prendas básicas son las que no nos pueden faltar como básicos de armario? ¿Qué colores son los ideales para cada ocasión? Consultamos a Carolina Aubele, Asesora de Imagen y diseñadora, que tiene su propio instituto, Maison Aubele, y ella nos dio las respuestas que buscábamos. Mirá los videos y enterate de todo lo que necesitás saber para estar perfecta en el día a día laboral.



LA IMPORTANCIA DE LA IMAGEN
Nuestra imagen afecta directamente en nuestra credibilidad. Especialmente en primeras impresiones, con personas que no conocemos. En una primera impresión, durante unos segundos escaneamos al otro, por eso tenemos que transmitir una imagen de manera estratégica. Tengo que transmitir lo que quiero lograr, siendo coherente con lo que tengo para ofrecer.

TRABAJOS FORMALES
Son los más corporativos o que tienen que ver más con el área de negocios, finanzas, derecho y otras áreas como seguridad o salud. Para estos trabajos hay que elegir colores muy puros, limpios, evitando cosas muy arriesgadas, los tonos azules, por ejemplo, son ideales, siempre que no sean muy estridentes.
A mayor autoridad del puesto, más importantes son las prendas estructuradas, como los blazers. Además, es fundamental invertir en géneros buenos, como las sedas, tener las prendas bien planchadas y súper limpias.

TRABAJOS CREATIVOS O INFORMALES
Una arquitecta o una persona que trabaja en moda pueden tener más licencias a la hora de vestir. Siempre igual hay que tener en cuenta el tipo de clientes que tiene, hay algunas reuniones más formales que otras. En los trabajos creativos, está bueno que el estilo personal refleje un poco la identidad del diseñador o la marca que representa.
Al igual que en los trabajos formales, los colores en tonos azules, verdes o violetas (los menos estridentes), por lo general van a transmitir más confianza y seguridad. A los más llamativos los podemos ir incluyendo en pequeñas dosis, en detalles o accesorios, según el tipo de compromiso que tengamos que enfrentar ese día. Pero también se puede sorprender en ocasiones con colores más fuertes y llamativos.


Para ver los videos de esta nota

QUÉ HACER CON LOS ACCESORIOS
Los accesorios nos iluminan, nos dan fortaleza (especialmente los que son metálicos) y realzan el atuendo. Incluso pueden hacer que se vea más caro o mejor lo que tenemos puesto. Los zapatos y carteras siempre tienen que estar impecables. En cuanto a bijou, lo mejor son pocos elementos pero buenos y de diseño simple, tratando de no recargar demasiado.
UNIFORMES

Cuando se trabaja con uniforme, es importante entender que la empresa necesita justamente una uniformidad en la imagen del personal. Por eso es importante respetar los uniformes y además tener el pelo limpio y prolijo, un make up muy suave y natural (tener la piel y las manos en buenas condiciones) y nada de bijou grande o muy llamativa.

KIT BÁSICO PARA EL GUARDARROPAS LABORAL
Es importante tener: blazers en colores básicos, bajotrajes o buenas blusas o camisas, pantalones, faldas (ideales tipo lápiz, si el cuerpo lo permite, ya que son femeninas pero serias) y vestidos que sean más bien estructurados y de colores plenos.

VIAJES DE TRABAJO
Es fundamental conocer de antemano cuál va a ser la agenda del viaje y armar la valija teniéndola en cuenta. Siempre hay que llevar un par de extras por las dudas, pero lo básico es llevar prendas que sean combinables entre sí o bastante neutras, para poder repetirlas y que no se note.

También es clave llevar un conjunto, por si se atrasa un avión o surge un inconveniente inesperado, que no necesite plancha, para poder ponérnoslo rápido y saber que estamos perfectas. Además hay que llevar algunas prendas y accesorios un poco más nocturnos o de cóctel, ya que en los viajes laborales se suelen dar esas situaciones.


En este evento especializado para el publico femenino Carolina Aubele cerró el evento con su charla EL TRAJE DEL TRAJE.

Con el marco del EsplendorHotel Savoy, y de la mano de Pachi Tamer como maestro de ceremonias,   se realizo en Rosario Tedx Woman, en el que expusieron sus vivencias, experiencias y opiniones cinco mujeres geniales que se destacan en sus trabajos María Eugenia Torio es física y conto como pudo equilibrar su vidapersonal y profesional, Luz Amuchastegui es administradora de empresasella planteo que de la violencia degénero somos todos responsables. Carolina Aubele es especialista en modadiseñadora y asesora de imagen, explico de qué forma nos debemos mirar al espejo con más amor y aceptar nuestro cuerpo como esporque asíes perfecto. 

Paola Del Bosco es doctora en filosofía y propuso cambiar la mirada de las cosas que son cotidianaspara que nos parezcan un poco mas maravillosasImelda Ferrero es profesora en letras e hizo una cálidareflexión sobre la frase "La mujer que lee es peligrosa"  entre tantas mujeres, el sexto disertante fue un hombre Francisco Chaves del Valle, el es administrador de empresas y a través de su trabajo tubo la posibilidad deconocer mujeres de diferentes culturas en mas de 30 paísescritico la imagen de mujer ideal que tenemoscomo la modelo de cuerpo perfecto, y planteo que la mujer ideal somos todas  



Introducciòn por Rosario Sauvage, para ver la nota completa
http://www.rosariosauvage.com/article/tedx-rosario-woman-2015

Fotos, gentileza Mailen Aloras




ROSARIO.- "Me cansó ver cómo se aborda el tema de la violencia de género", dijo enfáticamente Luz Amuchastegui, una de los seis oradores que participó de la primera edición de TEDxRosarioWomen, dedicado íntegramente a temas vinculados a la mujer. El encuentro se realizó, de manera simultánea, en 203 ciudades de 68 países.
Frente a 250 asistentes, la ex jugadora de hockey, que hoy dirige el programa solidario El Desafío, expuso: "No se analiza el otro tipo de violencia cuando se habla de la de género. Basta de ponernos en el lugar de víctimas y actuemos al respecto. Lo importante es entender que la violencia de género es una parte más de nuestra sociedad que, justamente, es violenta".
Los mandatos sociales que se les imponen a las mujeres también fueron otro de los ejes de las charlas. La doctora en física María Eugenia Torio contó que priorizó su vida profesional hasta que un día decidió dejar todo para formar una familia. "Trabajé para el Conicet, me recibí a los 24 años de licenciada en física y a los 29 ya había hecho mi doctorado, pero nunca terminé de encajar en ese ambiente. Así que dejé de trabajar y me dediqué a cuidar a mis hijos", recordó. Al poco tiempo se separó y quedó a cargo de ellos. A partir de ese momento, como contó, tuvo que volver a descubrir qué quería y buscar la manera de ser feliz.
"Desde chica supe que quería ser exitosa, pero no sabía qué era eso. Ahora puedo afirmar que el éxito se alcanza cuando se es feliz", relató su experiencia.
La problemática de la mujer también fue abordada desde la óptica masculina. "Soñé que estaba embarazado", aseguró Francisco Chaves del Valle, mientras se tocaba el abdomen y los asistentes reían. El emprendedor reveló algunas estadísticas que sorprendieron: "De las personas que viven en la absoluta pobreza en el mundo, el 70% son mujeres: 700 millones. De las 20 mujeres más ricas del planeta sólo tres no heredaron su fortuna de su marido o su padre".
La profesora de letras Imelda Ferrero destacó la importancia de la lectura en el empoderamiento de la mujer. "Es necesario que continuemos leyendo porque al hacerlo nos volvemos más peligrosas y más poderosas", desafió al auditorio integrado, en su mayoría, por mujeres.
Otra de las oradoras fue la doctora en filosofía Paola del Bosco . "Tener una mirada profunda sobre la realidad permite captar el sentido y la belleza de las cosas y ver los caminos del florecimiento personal", indicó esta madre de nueve hijos.
Para finalizar el encuentro, Carolina Aubele, especialista en moda, asesoramiento de imagen y tendencias, se refirió a un tema que preocupa a muchas: el cuerpo. "Hasta las mujeres más espectaculares están frustradas con alguna parte de su cuerpo. Pero esa mirada es fragmentada. Es importante entender que cuando nos miramos por parte nos tratamos como objetos. Hemos perdido la perspectiva", expuso. Y agregó: "Al mirarse al espejo sepan que no son ni un rollo, ni una cola caída, tampoco lo que los demás opinan de ustedes. Somos mucho más que eso porque tenemos el gran poder de recrear nuestra realidad. Somos grandes creativos y podemos crear nuestra propia vida"..
Los esperamos en Maison Aubele con toda la nueva propuesta de actividades, no duden en escribirnos info@maisonaubele.com

CURSOS DE AGOSTO A DICIEMBRE
Asesoramiento de imagen profesional y personal shopper
Inicio: 13 de Agosto, los Lunes y Jueves
Horarios:  Mañana 10:30 a 12:30hs o Tarde 16:30 a 18:30hs o Noche 19 a 21hs.

Producción de Modas profesional
Inicio: 10 de Agosto - Turno Noche : Lu y Jue de 19 a 21 hs.

Diseño y producción de carteras y bolsos
Inicios:20 de Agosto – Jueves de 10:30 a 12:30
21 de Agosto: Viernes de 16:30 a 18:30 o 19 a 21hs.

Diseño y producción de calzado
Inicios:5 de Agosto – Miercoles de 10:30 a 12:30
4 de Agosto: Miercoles de 16:30 a 18:30 o 19 a 21hs.

Por pedido de nuestros alumnos abrimos cursos avanzados de Calzado y Carteras
Diseño de Calzado Nivel 2- Botas 
Diseño de Carteras y bolsos, baules, pellizcos , estructuras rígidas.


SEMINARIOS CORTOS EN SEPTIEMBRE y OCTUBRE
Workshop de imagen y estilo personal con Carolina Aubele
12 y 13 de septiembre de 10 a 18:30hs. (Ultima fecha del año)

Seminario de Colorimetría con Carolina Aubele
Martes 15 de Septiembre de 14 a 19 hs

Seminario sobre Emprendimientos en moda e imagen con C. Aubele
Viernes 11 de Septiembre de 14 a 19 hs. (única jornada de 5 Hs. de duración).

Workshop de Makeup para Asesores de imagen
6 al 27 de Octubre los Martes de 19 a 21 hs


Por consultas sobre tarifas y horarios no dudes en comunicarte con nosotros
Te esperamos!
Medrano 1342, Palermo, Bs.As. Argentina
 +5411 4862 9412   Lu a Vi de 14 a 20:30 hs.



YouTube https://www.youtube.com/user/Carolina...
Pinterest 
https://www.pinterest.com/maisonaubele/
Blog 
http://carolinaaubele.blogspot.com.ar/
Facebook 
https://www.facebook.com/maison.aubel...
Twitter @MaisonAubele 
Tienda Nube: 
http://boutiquemaisonaubele.tiendanub...
Instagram: 
https://instagram.com/maisonaubele/